home | Preguntas frecuentes | todo sobre rinolook | CASOS DE PACIENTES | equipo mÉdico | cursos para mÉdicos | FORMULARIO | sala de prensa | Blog
 

Alcanzar una mejora estética de la nariz puede ser una meta razonable y fácil de comprender pero, no debería ser de ninguna forma el gran objetivo en la vida de una persona porque eso podría ser considerado una frivolidad.

Los médicos que nos dedicamos a la Medicina y Cirugía Estéticas deberíamos abrir un espacio de reflexión para frenar esta tendencia que vemos aumentar en los últimos años. La frivolidad debería mantenerse lejos de los actos médicos.

Como Director de Rinolook he dedicado una gran parte de mi vida a desarrollar técnicas que disminuyan el riesgo quirúrgico cuando éste puede ser evitado o eliminado, técnicas menos invasoras.

Rinolook es la única técnica que puede asegurar el resultado previamente porque podemos realizar en pantalla, virtualmente, las mismas modificaciones que hacemos en la realidad gracias a un programa informático que copia exactamente los cambios que Rinolook produce sobre la nariz.

Rinolook ha sido una de las técnicas con las que más he disfrutado y con la que he podido ayudar a un número importante de mis pacientes y, hasta los más incrédulos tuvieron que rendirse ante la evidencia que su nariz ha cambiado en pocos minutos.

Sólo espero que los pacientes que confíen en nosotros puedan decir:

me gusta mi nariz

Dr. David Cohen
Presidente Internacional de Rinolook System

El que vemos es un buen ejemplo para demostrar que es más sencillo y por tanto preferible, para conseguir un dorso recto y agradable, elevar un milímetro ambos extremos del caballete antes que cortar ningún hueso. De esta forma se logra corregir estéticamente la nariz en más del 70% de los casos que consultan.